viernes, 28 de diciembre de 2007

Última entrada del año

No debemos quejarnos, este año fue bueno y si no fue mejor fue porque no hicimos nada porque fuera mejor. Después de todo, nuestros éxitos y logros dependen casi en su totalidad de nosotros mismos. Cuando las cosas no resultan como queríamos, es mejor analizarse primero y después (si es que queda moral) reclamar, llorar, patalear o maldecir.
Ahora que es tiempo en que todos reflexionamos nuestro año, les digo, que es mejor mirarse y reflexionar acerca de uno, como persona.
Muchas veces caemos en la (auto) justificación de los errores cuando lo que debemos hacer es asumirlos, sólo así es posible aprender de lo que se hizo... - digámoslo- mal. La vida es tan hermosa que de seguro nos da otra oportunidad de hacerlo mejor. Todo enseña, cada paso enseña. Querer borrar un capítulo de nuestra vida, no sirve porque no se puede. Lo que se hizo, hecho está para bien o para mal. Después queda enfrentar las consecuencias negativas y por supuesto también las positivas. Si algo salió bien es porque actuamos correctamente y la dicha está muy bien merecida. Quiero decir, nuestra familia, amigos y seres queridos pueden llenarnos de buenos deseos, sobretodo en estas fechas, pero nadie más que uno sabe cómo ser feliz.
Ser feliz también se aprende, la vida lo enseña. Hace falta mentirse menos, ojalá llegar a no mentirnos, me refiero a nosotros mismos. Puede que hayan factores externos que nos confundan o que nos hagan dudar de las decisiones, pero si somos muy honestos (lo que no es tan fácil) en realidad la respuesta está ahí y sabemos perfectamente lo que debemos hacer.
Suena un tanto abstracto esto que escribo, no? Pues sí...lo es a voluntad, pues todo lo que aquí escribo es en base a mis propias experiencias, pero quisiera que llegara a cada uno de los que leen en este momento en función de los mismos, no de mí.
Entonces... no les deseo un buen año, porque será bueno dependiendo lo que se haga para que así sea, les aconsejo sí que se lo beban hasta el último concho (no me refiero precisamente a la noche de la fiesta) que lo rían, que lo lloren, que lo vivan, que lo aprendan.
Hasta el próximo año.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razòn, gracias por tus palabras y por darte el tiempo para compartirlas.

Andres dijo...

Que lindo! me ancanta como escribes!... y para variar estas en lo cierto! creeme que agradezco tus palabras, :)

Pero yo si te deseo un feliz año nuevo :D pasalo super.. no se si te vere luego empesando el año, asi que te saludo ahorita :D

Te quiero mucho hermanita :D Cuidate mucho y dale mis saludos a tu familia!

Besitos... Andrés.

Anónimo dijo...

Celinne qué bellas y sabias palabras las que nos regalas. Me encanta la visión tan real y profunda que tienes de la vida y de las cosas, te quiero agradecer por tu buen humor y tus sabios consejos, aunque yo terco no los sigo jajaja. Espero que este año que viene sigas haciendo las cosas bien para todo te salga aún mejor y ojalá que Anselmo regrese pronto, un beso y un abrazo. Y ya lo sabes, llu ar drai.

Julián

vha dijo...

"Nadie mejor que unomismo sabe como ser feliz".
Sabias palabras. Y exigentes, también...